a


Elecciones 2013 (Nota Agencia DIB)
 

LA PLATA, jul (DIB).- Visitas a programas televisivos de entretenimiento, multiplicidad de mensajes en las redes sociales y spots publicitarios con la dicotomía positivo/negativo, parecen ser las fórmulas más utilizadas por los principales candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires para las elecciones del 11 de agosto.

 
 
30/07/2013 10:00

En tanto, si bien los políticos también salieron a recorrer el territorio bonaerense de forma maratónica, el tiempo de propuestas concretas parece haber quedado para el periodo que va desde las primaras hasta el 27 de octubre, cuando realmente quede dibujado el nuevo mapa legislativo.

En ese sentido, consultores analizaron para DIB cuál es el rol de las redes sociales en la campaña, así como también por qué los candidatos eligen aparecer en formatos televisivos populares, como magazines de interés general o de entretenimiento, en lugar de someterse a entrevistas en programas exclusivamente políticos.

Asimismo, todos coincidieron en que si bien los mensajes en Twitter cumplen un rol activo en las campañas, el impacto que pueden tener aún depende de que los medios convencionales “los recojan, los amplifiquen y los difundan”. No obstante, los analistas manifestaron que pese a que las redes sociales aún no han alcanzado su “máxima dimensión” en nuestro país, los políticos “no pueden prescindir” de ellas.

En ese punto, el candidato más popular en Twitter es el líder del Frente Unidos y Organizados, Francisco De Narváez (@denarvaez), quien al cierre de esta nota contaba con más de 205 mil seguidores, sumando de a mil usuarios por día. Y mientras publicaba en promedio unos dos ‘tuits’ diarios, ahora, en campaña, llega a escribir hasta quince. La estrategia 2.0 de De Narváez se completa con unos 110 mil amigos en Facebook, un canal de videos en YouTube y su página web personal.

Por su parte, el candidato que encabeza las encuestas, Sergio Massa, está segundo con 185 mil seguidores. En su cuenta @SergioMassa, el intendente de Tigre escribía en promedio un ‘tuit’ por día, aunque ahora, rumbo a las primarias, publica alrededor de cuatro mensajes diarios. Mientras tanto, supera los 34 mil “Me Gusta” en Facebook y tiene, además, su canal de videos donde sube notas de su recorrida y los spots de campaña. 

El candidato oficialista, Martín Insaurralde, también reactivó su cuenta para la campaña y multiplicó la cantidad de mensajes que escribe para comunicarse con sus 32 mil seguidores. De publicar menos de dos mensajes diarios pasó a un promedio de seis, aunque con picos de quince. Su cuenta @minsaurralde es una de las que más crece con más de mil usuarios nuevos cada día, y sin web personal, apuesta a superar los actuales 68 mil amigos en Facebook.

En tanto, Margarita Stolbizer es una de las más cubiertas por el halo cibernético. En su cuenta @Stolbizer que tiene 65 mil seguidores, sube ahora hasta doce mensajes diarios, y relata también cada uno de los pasos de campaña en su sitio de Internet personal o en el Facebook de poco más de 7 mil amigos. 

 

“MICROCLIMA”

Pese al creciente interés de la dirigencia política en utilizar tanto Facebook como Twitter, los analistas consultados manifestaron que en estos casos las redes sociales tienden a generar un “microclima” entre quienes están más pendientes de la política, como el periodismo o los mismos dirigentes, “por lo que resulta muy difícil determinar cuál es el impacto que tienen por sí mismas”. Así lo manifestó a DIB la titular de Management & Fit, Mariel Fornoni, al tiempo que consideró que “el efecto real se consigue cuando son ‘viralizadas’ por los medios tradicionales como la televisión, la radio y los diarios”.

Del mismo modo, el consultor y especialista en estrategias de comunicación política 2.0, José Fernández Ardáiz, explicó que hoy en día tanto Facebook como Twitter “se utilizan para marcar posiciones, con un sentido más dirigido al microclima de la política y al periodismo, que como forma de relacionamiento o vínculo con los ciudadanos”. No obstante, calificó a las redes sociales como “fundamentales” al momento de pensar cualquier campaña electoral, porque sirven para “marcar diferencia con los candidatos opositores”.

En la misma línea, Manuel Mora y Araujo, titular de la consultora que lleva su nombre, dijo a esta agencia que “todavía estamos en una fase en la que el impacto de Twitter es mayor cuando los medios convencionales recogen, amplifican y difunden” los mensajes, al tiempo que agregó que la cultura política argentina está habituada al “cara a cara” o el “boca a boca”, por lo que la función de las redes sociales es “importante” aunque “no determinante”.

Asimismo, el analista político, Carlos Germano, manifestó a DIB que estas herramientas cibernéticas se han convertido “en grandes instaladores de temas”, porque apuntan a un sector muy específico, que tiene la capacidad de “diseminar” todo aquello que se publica. Y añadió: “La ventaja de las redes sociales es que implican una interacción, pero que no necesita de la inmediatez, por lo que es una herramienta que casi no genera contradicciones para la clase política”.

Por último, Fernández Ardáiz explicó que “es importante entender que Internet no es un medio de comunicación más, sino que es una herramienta para la comunicación bidireccional, la conversación y la participación”. Y agregó: “El concepto 2.0 implica el contacto con el otro. La política 2.0 no es solo Facebook, ni Twitter, ni un video en YouTube. Política 2.0 es política”.

 

LA TELEVISIÓN

Teniendo en cuenta que cada punto de rating en la TV equivale a unas 100 mil personas, es fácil entender la razón por la que los principales candidatos eligen pasear la campaña por la pantalla chica y, dentro de lo posible, por programas masivos. Por eso no sorprendió ver a Massa en el ciclo Animales Sueltos que conduce Alejandro Fantino, donde promedió 4,9 puntos, ni tampoco a Insaurralde (3.8 puntos) y De Narváez (3.8 puntos), que tuvieron lugar una semana después. 

A diferencia de décadas pasadas donde la vedette eran los programas políticos, esta vez la recorrida incluye ciclos de interés general y de entretenimiento. Formatos televisivos más populares que según los encuestadores constituyen una estrategia para mostrar un costado más “descontracturado” y “humanizado” del candidato.

Por eso el jefe comunal de Tigre pasó con su mujer, Malena Galmarini, por el living de Mariana Fabbiani, y más tarde estuvo en el programa de Florencia de la V; mientras que el candidato oficialista apostó al ciclo que conduce Beto Casella en C5N e inauguró el segmento Intrusos en la política de Jorge Rial.

“Todavía no se ha generado una gran empatía entre la dirigencia política y la sociedad, y por ese motivo los candidatos intentan humanizarse en programas más populares, conducidos por periodistas no tan vinculados a la política, con cuestionarios más flexibles y más cercanos al público”, señaló Carlos Germano.

Asimismo, Mariel Fornoni realizó un análisis similar al considerar que “el lenguaje que se utiliza es mucho más llano y menos cargado de belicosidad como el de los discursos”. Y agregó que además del rating, para entender la preferencia por ciclos de entretenimiento en lugar de programas netamente políticos, “es clave tener en cuenta que aún se votan personajes mucho más que proyectos o ideas, o al menos eso entienden los políticos al momento de diseñar las estrategias para una campaña”.

 

LOS SPOTS

Relacionado con el poco conocimiento que gran parte del electorado aún tiene de él, Martín Insaurralde no es casi ni actor de reparto en el primer spot kirchnerista. Con un estilo naturalista y positivo, el aviso del FpV tiene una multiplicidad de imágenes de la presidenta Cristina Fernández. Sin embargo, en un segundo espacio, el intendente de Lomas de Zamora aparece como único protagonista, mientras cuenta relajado el porqué de sus inicios en la política.  

Por el lado de Massa, la opción fue similar en estilo al kirchnerismo: tonos emotivos, positivos, música pegadiza y centrado en el intendente de Tigre y no en el resto de los compañeros de lista.

A diferencia de estas fuerzas, las demás estrategias optaron por un estilo más negativo, basado en imagines ficcionales. Así, de Narváez eligió un spot en donde diversos ciudadanos, sentados en un decorado idéntico al atril que utiliza la Presidenta en sus discursos, dicen “estar hartos”. Mientras que Stolbizer y su compañero Ricardo Alfonsín, hacen hincapié en una trabajada metáfora acerca de la existencia de dos países: “Argen” y “Tina”. FD-MCH

 

 
 
CICoA - rss
CICoA - Facebook
CICoA - Twitter
CICoA - Google Plus +
CICoA - YouTube
CICoA - SlideShare
 
Buenos Aires, Argentina - NoCopyright
EL CONOCIMIENTO ES LIBRE.
Estas notas pueden ser reproducidas libremente,
pero si quieren pueden citar la fuente.
 
cicoa
 
cicoa

- Curso: "Política 2.0. La Campaña Permanente" >

- Curso: "Marketing Político, Management y Comunicación" >

- Curso: "Gobierno Abierto" >

- Taller: "Redes Sociales y Estrategia 2.0" >

Nombre  
Correo Electrónico  
Ingresar captcha
 
"El éxito de una campaña política 2.0" escrito por José Fernández-Ardáiz, publicado en el libro de DIRCOM "Comunicación Política en Latinoamérica. Gestión, campañas y tics". 

Leer >>
Indice 2.0 de los Senadores Nacionales de Argentina. Elaborado por el Centro de Investigación (CIC) de CICoA.

Leer >>
Indice 2.0 de los Diputados Nacionales de Argentina. Elaborado por el Centro de Investigación (CIC) de CICoA.

Leer >>
 
 
 
www.cicoa.com.ar